La UAH, implicada en el proyecto internacional MOSIPS

La Universidad de Alcalá participa en el proyecto MOSIPS, enmarcado en el VII Programa Marco de Investigación de la Unión Europea, a través deI Instituto de Análisis Económica y Social (IAES) y del Instituto de Organización y Dirección de Empresas (IDOE).

Dicho programa está diseñado para construir modelos que permitan simular los resultados de las medidas de políticas públicas aplicadas a las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMEs).

El director del IAES, Tomás Mancha, y el socio director de ANOVA –empresa ubicada en el Parque Científico-Tecnológico de la Universidad de Alcalá que lidera el proyecto -, Ricardo Buendía, colaborador de esta Universidad, como profesor asociado del departamento de Ciencias Empresariales, explican en qué consiste el proyecto y cómo se va a desarrollar en los próximos tres años.

-¿Qué será MOSIPS?

Tomás Mancha- MOSIPS es un proyecto enmarcado en el VII Programa Marco de la Comisión Europea, en la convocatoria ICT Solutions for Governance and Policy Modelling, relacionado con el desarrollo de modelos y simuladores para analizar el impacto de las políticas públicas en las PYMEs. El objetivo último es conocer el impacto socio-económico potencial que tendrían determinadas políticas públicas puestas en marcha por las Administraciones Públicas. Los modelos elaborados se testarán en dos ayuntamientos: uno grande, como el de Madrid, y otro pequeño, como el de Verona (Italia).

El proyecto será desarrollado por un consorcio, dirigido por Anova, con la participación de la UAH, pero también de otras universidades europeas (University of Reading, en Inglaterra, y Univesität Konstanz, en Alemania), el instituto EIIR de Francia, el RSA de Austria y Opera 21, de Italia. Tendrá una duración de 36 meses y cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de euros, 2,7 de ellos financiados por el VII Programa Marco.

-Estamos hablando de una iniciativa muy ambiciosa.

Ricardo Buendía- Sí lo es, es un proyecto muy competitivo, dentro de esta línea de desarrollo de políticas o modelos para llevar a cabo acciones económicas o científicas de mejora a las PYMEs. La pretensión es construir una herramienta que sirva para poder simular cómo funcionarían determinadas políticas públicas en las PYMEs y conocer qué efectos podrían tener. Esta herramienta se basará en unos modelos, y ahí es donde entra la tarea principal de la UAH, y tendrá que permitir valorar los resultados y el impacto de la política económica, labor que llevará a cabo Anova en colaboración con Opera 21. Haremos un simulador y lo desarrollaremos en un sistema mediante técnicas de inteligencia artificial. Será importante poder evaluar los resultados para conocer la eficacia de la asignación de los recursos y la herramienta que se construya tendrá que ser capaz de medirla y poder valorar los resultados conseguidos. la eficacia en el modelo y nos permitirá conocer resultados.

MOSIPS se desarrollará en distintas fases: captación y análisis de datos; diseño y construcción de los modelos; diseño de un simulador utilizando inteligencia artificial;visualización de los posibles resultados,; comprobación del funcionamiento de la herramienta de análisis en los ayuntamientos colaboradores y valoración final de resultados.

-¿El proyecto se presenta en la Universidad de Alcalá?

Tomás Mancha- Sí, el proyecto está ya iniciado y se presentará en la sala 3M los días 27 y 28 de octubre con la participación de todos los socios.

- Conjugar voluntades, sobre todo cuando se trata de socios internacionales, no debe ser facil...

Ricardo Buendía- Es complicado, pero Anova ya tiene experiencia en el liderazgo de proyectos internacionales, en este momento lideramos 5 proyectos de estas características y ya disponemos de un recorrido previo en la negociación con socios internacionales, entre ellos grupos de investigación y empresas europeas, y con la Comisión Europea

-En la actualidad, ¿cómo son las políticas de ayuda a lasPYMEs en Europa?

Tomás Mancha– Las PYMEs tienen una gran importancia en toda Europa y, en España, ni digamos. Y en nuestro país y en otros existen un importante número de ayudas, pero no siempre están convenientemente coordinadas. En mi opinión, están excesivamente dispersas e intervienen multitud de agentes públicos (Gobierno central, administraciones públicas regionales y locales. Habría que coordinar mejor todas las actuaciones y todos los recursos porque se conseguirían unos resultados más óptimos. Esto no sólo afecta a las políticas de ayudas a las PYMEs, afecta a muchos otros ámbitos de la actuación pública en España, pero esta cuestión escapa del ámbito del proyecto MOSIPS.

Ricardo Buendía- Hablamos, por ejemplo, de parques científico-tecnológicos o del desarrollo de otro tipo de infraestructuras. La herramienta que persigue construir nuestro proyecto nos ayudará a saber cómo racionalizar los instrumentos a utilizar y dónde localizarlos para conseguir la máxima rentabilidad económico-social.